fbpx

Existen complejidades para contratar talento extranjero en Estados Unidos, aun así, hay muchas opciones para que formar equipos de trabajo con empleados calificados, especialmente cuando se desea trasladar empleados actuales de otros países.

Antes de contratar empleados extranjeros en Estados Unidos, las compañías deben considerar varias cuestiones como el costo y el tiempo de dedicación, la documentación, los procedimientos y los tipos de visa.

 

Costo y tiempo

 

Si bien los aranceles que cobran las agencias gubernamentales estadounidenses no son excesivamente altos, hay otros costos a considerar que pueden sumarse con rapidez. El tiempo invertido, los honorarios profesionales que se cobran por la documentación adecuada y las presentaciones y traducciones pueden costarle dinero a la compañía. Para contratar un empleado extranjero, una compañía estadounidense deberá patrocinar la visa para la cual, en la mayoría de los casos, es necesario que no solo se demuestren medios suficientes sino también que la compañía invierta en sus operaciones actuales. Existe también un riesgo de rechazo al solicitar cualquier tipo de visa. Invertir tiempo y dinero cuando la solicitud es rechazada y se debe comenzar de nuevo resulta poco conveniente y también genera gastos no planificados. El proceso para trasladar un empleado a Estados Unidos puede tomar semanas o meses dependiendo de las circunstancias.

 

Documentación

 

Recopilar la información adecuada para realizar la solicitud de la visa puede ser todo un desafío. Toda la información debe presentarse en detalle. Por ejemplo, los servicios que presta la compañía, los estados financieros, la cantidad de empleados, el rol que tendrá el empleado extranjero, el motivo por el que el individuo es idóneo para obtener una visa, entre otros aspectos. El proceso suele derivar en una solicitud de información adicional y si esos datos aún no cumplen con los requisitos para su aprobación, se enviará una notificación rechazando la visa. Toda la documentación debe traducirse al idioma inglés. Esto incluye el currículum vitae de los empleados, la descripción de la compañía, los documentos corporativos, etc. Los paquetes que se envían pueden contener más de 300 páginas de documentación.

 

Tipos de visas

 

Existen cuatro categorías principales de visas de trabajo (L, E, H y P) que pueden otorgarse a ciudadanos extranjeros en búsqueda de un empleo temporal en Estados Unidos. Las visas se dividen en subcategorías con base a los diferentes tipos de trabajos.

 

Ciudadanía

 

Obtener una visa de trabajo en Estados Unidos no significa que el empleado podrá convertirse, eventualmente, en un ciudadano estadounidense. De hecho, existen ciertas visas que explícitamente establecen que el individuo no puede intentar residir permanentemente en Estados Unidos e incluso debe demostrar que su estadía es temporal. El proceso para convertirse en ciudadano requiere, en primer lugar, un ajuste del estatus para obtener una Green Card (tarjeta de residente permanente) mediante un largo proceso con varios requisitos y muchos trámites por cumplir. Con base en la nacionalidad del trabajador extranjero, el proceso y el ajuste del estatus pueden retrasarse por años, mientras el individuo espera que la visa esté disponible.

 

Para este tipo de trámites y procesos, en Gomez Law contamos con especialistas en esas áreas y podemos ofrecer la asesoría que su empresa necesita.

Quienes sabemos del tema podremos aclarar el panorama laboral del personal de una empresa.

¡Contáctenos hoy para una consulta sobre estos asuntos!

en_USEN