fbpx

Las personas que emigran a Estados Unidos y tienen la intención de convertirse en residentes permanentes muchas veces desconocen cuáles son los beneficios de esa condición. Además, hay libertades que comparten con los ciudadanos estadounidenses,

Ser residente o tener una green card los protege por la Ley de Derechos Civiles de 1964 la cual establece que tienen derecho a no sufrir discriminación por motivos de raza, etnia y nacionalidad, en el empleo, la educación, la atención médica, la vivienda, entre otros aspectos.

Como residente permanente, se goza derecho a:

  • Vivir permanentemente en cualquier lugar de Estados Unidos., siempre y cuando no cometa ninguna acción que pueda hacer que pueda ser deportado según la ley de inmigración.
  • Trabajar legalmente en Estados Unidos en cualquier trabajo que se adapte a sus calificaciones (algunos trabajos están limitados a ciudadanos estadounidenses por razones de seguridad).
  • Solicitar convertirse en ciudadano estadounidense una vez que califiquen.
  • Solicitar una residencia permanente para su cónyuge e hijos menores de 21 años (solteros).
  • Obtener beneficios públicos como el seguro social, ingreso de seguridad suplementario y Medicare, si califica. Los beneficios de seguridad social pueden incluir ayuda para cubrir el costo de los alimentos (cupones de alimento), el cuidado de niños y pueden recibir asistencia para cubrir los costos de atención médica.
  • Poseer una propiedad en Estados Unidos.
  • Solicitar una licencia de conducir en su estado o territorio.
  • Salir y regresar a Estados Unidos bajo ciertas condiciones. Sin embargo, no puede salir de Estados Unidos por un período prolongado o mudarse a otro país para vivir allí de forma permanente. Aquellos que deseen permanecer en el extranjero durante seis meses o más deben presentar los documentos correspondientes al Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS por sus siglas en inglés) que establezcan que no tienen la intención de abandonar su estatus de residente permanente. También debe evitar viajar fuera de Estados Unidos si su residencia está a punto de vencer.
  • Asistir a escuelas y universidades públicas.
  • Unirse a ciertas ramas de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.
  • Comprar o poseer un arma de fuego, siempre que no existan leyes estatales o locales que indiquen que no puede hacerlo.
  • Estar protegido por todas las leyes de Estados Unidos, su estado de residencia y las jurisdicciones locales.
  • Votar en las elecciones locales (pero no federales) donde no se requiera la ciudadanía estadounidense. Hay algunas jurisdicciones donde los residentes permanentes pueden votar en las elecciones locales. Algunas ciudades y estados hacen concesiones para los no ciudadanos que deseen votar.

Es importante conocer estos beneficios acercándose a un especialista en esta materia. En Gomez Law podrán aclarar sus dudas.

Leave a Reply

en_USEN